Cualquier profesional sabe que tan importante son los productos como las herramientas que utilizamos para aplicarlos sólo con las mejores herramientas conseguiremos el mejor look de maquillaje.  Cada brocha de maquillaje tiene una función específica, sirve para un tipo de producto o proporciona un acabado determinado.

  • Por tipo de pelo: Hay dos tipos de pelo; natural y sintético. El pelo natural puede ser de marta, pony, ardilla, castor…comprueba que es suave y que te resulta agradable al tacto. Ambos tipos de pelo son necesarios para aplicar diferentes tipos de maquillaje. En términos generales, los fluidos se aplican con brochas de pelo sintético porque son más resistentes y los manejan mejor, mientras que los productos en polvo se aplica con pinceles de pelo natural.
  • Mango: los hay de diferentes tamaños y materiales. En cuanto a la longitud mira que te es cómoda a la hora de cogerla. También hay diferentes tipos de material.
  • Por el corte de pelo: el pelo de las brochas presenta diversos cortes pensados para diferentes funciones.
    • De corte plano: se usan para aplicar polvos y bases en el rostro, tanto fluidas como compactas. Permiten un acabado uniforme y natural porque atrapan mucha cantidad de producto y lo van soltando de manera equitativa. Permite difuminar.
    • De corte redondeado: permite precisión a la hora de aplicar el maquillaje y atrapa menos cantidad. Sirve para aplicar colorete y polvos sobre el rostro.
    • En punta: atrapa menos producto por lo que se aplicar de forma más precisa. Se usa para aplicar correctores y contorno. Si son pinceles de ojos sirven para aplicar tonos bajo la banana o definir la U externa.
    • Corte biselado: el corte en diagonal se adapta a formas peculiares del rostro. Cubre zonas que no son planas, como pómulos y aplica el producto de forma más difuminada.
    • En forma de abanico: aplicar ligeros toques de maquillaje en polvo o polvos traslúcidos o el “coupillon” para las máscaras de pestañas.
  • Por la longitud del pelo: hay brochas que tienen el pelo corto y denso y atrapan por cantidad de producto que las de pelo largo que permiten difuminar mejor.
  • Por el tamaño: según su tamaño, indica la zona del rostro para la que están diseñadas. Las brochas grandes sirven para aplicar maquillaje en las zonas más amplias del rostro y las pequeñas para áreas como ojos, contorno de nariz o boca. Las medianas aplican mayor precisión en zonas amplias o intermedias (colorete, correctos…).

 

Si haces una inversión importante en tus brochas y pinceles después tienes que cuidarlos para que te duren más tiempo y en mejores condiciones. Deberás limpiarlos de forma habitual.