Ganar la confianza del primer comprado es motivo de orgullo para cualquier firma, pero generar empatía con el mayor número de gente es un reto mayor. La fidelización es la retención de los clientes actuales de una empresa. 

La fidelidad expresa la lealtad de éstos mediante la repetición de sus compras para satisfacer sus necesidades y deseos. La fidelización es la medida de la vinculación de los clientes.  Un dato que ejemplifica la importancia de la fidelización es que con un índice de satisfacción del 80% tan sólo repiten sus compras en un 40% de las ocasiones.

La fidelización se entiende como una estrategia  que busca mantener a los clientes más rentables. No sólo son rentables los clientes que más dinero gastan, sino los que recomiendan a más amigos o los que tienen vínculos con otros clientes que no nos interesa perder o que queremos ganar.

Ideas para fidelizar clientes:

  • Conexión psicológica: la lealtad de los clientes se origina en una experiencia de compra que cree fuertes conexiones psicológicas.
  • El elemento sorpresa: es bueno desarrollar una campaña que capte la atención del nuevo cliente.
  • La comunicación: hay que establecer un canal de comunicación continuo.
  • Dar un valor agregado: es bueno siempre ofrecer algo más. Cualquier valor agregado hará que los clientes se sientan importantes.
  • Anticipación: es recomendable hacer un seguimiento continuo de todos los consumidores y usuarios.
  • Reactivación: no hay que permitir que los buenos clientes se duerman.
  • Apuntar a las emociones: conviene rodear los productos y servicios de variables emocionales que los hagan competitivos, aunque no sean los mejores. Este aditivo puede engordar la cartera de clientes.
  • Competencia: es importante reforzar la relación con los clientes y tratar de atrapar a los dela competencia; el primero que llega siempre gana.
  • El precio no es negociable: se captarán nuevos clientes, pero eso nunca garantiza su permanencia.

 

Desde Concepto Vaco intentamos conseguir que nuestros clientes se sientan satisfechos con cualquier compra que hacen en nuestro establecimiento para fidelizarles gracias a nuestra atención, seguimiento, formación, precios y promociones.

Todo negocio debe intentar conservar sus mejores clientes, procurando la satisfacción plena de éstos con nuestros productos, y generando un vínculo emocional entre ellos y la empresa.  Ofrecer ventajas en el servicio prestado asegura el agrado del cliente, y esto se traduce en compras reiteradas del cliente en nuestro negocio y publicidad positiva entre los conocidos.

La fidelización es uno de los aspectos más importantes de un negocio. Conseguiremos la confianza del cliente mediante la credibilidad, la imagen de nuestra empresa y de nuestras marcas, la fiabilidad de nuestros productos o servicios, transmitiendo seguridad en todo momento, comportándonos honestamente en cada contacto, interesándonos por el cliente y buscando siempre el beneficio mutuo.